Hoy en día  existen infinidad de portales de interiorismo y decoración, blogs, etc donde buscar y encontrar inspiración para realizar tus propios proyectos.

Cuando uno se adentra en el proceso, se da cuenta que no es tan fácil como parece y que al final los resultados no son los esperados con la consecuente decepción y en el caso de espacios comerciales, además, se le suma que no sea tan exitoso el negocio.

 


Profesión: diseñador de interiores

 

No tan solo se necesita imaginación y buen gusto estético para poder realizar un buen proyecto de diseño, ya sea comercial o residencial, también es necesario tener conocimientos técnicos, saber modular y maximizar el espacio que se dispone, además de mejorar su funcionalidad, tener amplios conocimientos sobre el color, las formas, la utilización de la luz natural y artificial como pieza fundamental, tener buen conocimiento de los materiales existentes, sus características, sus ventajas y inconvenientes para cada proyecto en particular, así como estar al día de todas las novedades que van apareciendo constantemente en acabados, accesorios y técnicas nuevas constructivas.

 

 

En el caso de espacios comerciales, no tan solo se busca un resultado estético. Primero hay que realizar un buen análisis del negocio, del producto y de la competencia para poder desarrollar una imagen acorde con los rasgos de la empresa que quieran potenciarse y que todo el conjunto respire y potencie una identidad propia. Nos debe diferenciar de la competencia sin caer en estereotipos ni modas ya que un buen proyecto de interiorismo debe ser sobretodo atemporal, donde el paso del tiempo no lo haga verse desfasado, sino al contrario, vaya ganando personalidad propia.

 


Bombons Cudié, una empresa familiar de delicatesen de chocolate que hace más de 65 años que creó las emblemáticas Catànies, símbolo gastronómico del Mediterráneo, ha decidido llevar su producto a píe de calle a través de una red de tiendas de distribución propia.

 CONCEPTO – Una caja de bombones

 


 

Para el diseño de Restaurante Whitman, Manhattan y uno de los mejores poetas estadounidenses del siglo XX ha servido de fuente de inspiración. El restaurante ofrece a sus clientes una experiencia gastronómica integral que empieza por diseño del propio establecimiento.

CONCEPTO – Manhatan

 


 

En el caso de espacios residenciales, El objetivo principal además de adecuar el espacio a las necesidades del cliente, será dotarlo de funcionalidad y comodidad a través de la creatividad, con un resultado estético único.

 

 

Independientemente de cada estilo, la base principal será aportar confort y encontrar las mejores soluciones para cada cliente, para que además de que el resultado sea bonito, se gane en funcionalidad y calidad de vida.

 

 

 

De acuerdo con las ideas y deseos del cliente, hay que adaptarse al entorno del lugar y la cultura para poder crear un espacio con alma y único.

 

 

En nuestro estudio todos los proyectos se realizan desde la creatividad, la autenticidad, la profesionalidad y el compromiso, desde el más sencillo a los de mayor envergadura.

 

 

 

© Raimon Parera / Arc Disseny