Echemos un ojo a ese elemento tan común pero que a menudo es pasado por alto: las escaleras. Además de la función de conectar dos niveles de una vivienda, también es un elemento decorativo muy importante.

Antes de decidir qué escalera usaremos, hay que tener en cuenta los materiales, la forma de la estructura y sus peldaños, los materiales, el diseño de la casa, es espacio del que disponemos e incluso la funcionalidad, además de la obvia, de la escalera de interior. Existen escaleras de almacenamiento, que se componen de compartimentos lo más disimulados posible para disponer de cajones o armarios para aprovechar la estructura de la escalera para guardar objetos.

Las escaleras de caracol o circular, a diferencia de las escaleras en forma de “L”, son una buena opción para ahorrar espacio y dan un toque impresionante como la estructura central en la que se puede convertir, pero hay que tener mucho cuidado al calcular las medidas de los peldaños, alterando las medidas estándar así como la altura, para que su uso sea adecuado para el giro al usarlas.

Los materiales, además de las formas y los colores, son muy importantes: definirá el estilo y caracterizará el clasicismo o la modernidad que queramos darle a la escalera. La madera se puede tratar para darle aspecto de antigüedad, que además de resistencia, da un color de clásico e antiguo, con unos marrones fuertes. La piedra también tiene un aspecto clásico en una escalera. Por otro lado, si buscamos modernidad, el cristal o la madera clara como el arce o el pino, a la vez que blancos, son ejemplos perfectos para una escalera moderna y elegante. La escalera más usada el diseño de interiores suele ser la escalera lineal, que da también juego para diseñarlas

de formas muy novedosas, como diseños con cristal, cuya transparencia ha conseguido que los peldaños lleguen a parecer flotantes. Las escaleras, así como otro muchos complementos de un espacio, plantean un abanico infinito de posibilidades y combinaciones, para que ese protagonista tenga las configuraciones que deseemos.