Las tendencias se pueden notar con el paso del tiempo. Al observar un edificio nos hacemos una idea de la cronología por su diseño y estilo. Sin embargo, en el marco de la modernidad, existen edificios y elementos de diseño industrial intemporales, que por su calidad de diseño son neutrales al situarlos en una época concreta.

Estos edificios y objetos suelen ser contrarios a seguir tendencias, adoptando su propio estilo y consiguiendo una originalidad única. Suelen mostrar armonía en sus formas y simplicidad en sus materiales.

Lámpara Atollo. Design by V. Magistretti, 1977

Estos diseños se caracterizan de simplicidad, acompañada de funcionalidad, mostrando a veces una simetría, y sin ostentación alguna, quedan congelados en el tiempo, y mostrando  un equilibrio son igual.

Como el caso esta lámpara, ningún elemento rompe la simetría, de diseño modesto y el volumen es equilibrado. Los colores suelen ser austeros, no muy intensos, al contrario del pop art, porque evitan llamar demasiado la atención.

Encontrar el equilibrio es una de las claves para lograr un diseño único, que no deja indiferente.

En el caso de la arquitectura y el diseño de interiores, el éxito depende de una buena ejecución de la obra, y que ésta transmita un mensaje, un discurso.

FT House. Design by Raimon Parera, 2020

Se ven maravillas que parecen transmitir poesía, porque aunque la perfección no exista, una planificación y ejecución de obra bien coordinada y fiel al proyecto puede conseguir maravillas: un regalo a la vista. Muchos de estos diseños presentan elementos superfluos, es decir componentes que no cumplen ninguna función, pero que hacen único al diseño por la osadía y el saber colocarlo en el lugar preciso.

SC House. Design by Raimon Parera, 1985

El interiorismo juega un papel crucial en cada una de estas maravillas, donde el equilibrio, la coherencia formas, los materiales sencillos los colores modestos y el mensaje que se transmite son vitales para que un proyecto de interiores pueda convertir en intemporal.