Entre los estilos del diseño de interiores, hace algunos años se viene aplicando un estilo con mucha personalidad llamado decoración Boho Chic, el cual viene influenciado por el estilo bohemio y es un estilo bastante libre.

El interiorismo Boho es el resultado de la mezcla de otros estilos como el étnico, vintage, hippie, añadiéndole la modernidad actual entre sus líneas. De iluminación cálida y tenue, el estilo Boho mezcla sus tejidos, materiales y colores para transmitir calma, pero con ciertos puntos clave como la naturaleza para comunicar sensaciones que dan la máxima vitalidad al hogar.

El Boho presenta una gran combinación de colores cálidos, mezclándolos sutilmente con algunos colores más frescos de la naturaleza o simplemente el color turquesa. Las plantas de hojas grandes son características, así como los estampados de plantas o flores en paredes o tejidos, con el máximo equilibrio. Es por eso que los materiales son naturales, como son los muebles de madera con tonos claros, e incluso de acabados incompletos. Esto es lo que le da carácter a este estilo de interiorismo, ya que a simple vista parece descuidado, pero cada elemento está pensado para que cobre sentido y sea muy agradable a la vista. Se alcanza un un reflejo de la personalidad del decorador.

La mezcla de los tejidos es la clave del diseño Boho porque se mezclan varios tejidos naturales abundantemente, como el lino, el algodón, el cuero, las telas, las cortinas; todo mezclado y potenciado con los elementos de decoración naturales como las plantas y las flores.

Los elementos decorativos es lo que le da verdadera personalidad, porque se suelen mezclar objetos de todo el mundo, e incluso antigüedades y muebles restaurados, logrando un espacio de diversas culturas pero mucho menos acentuado que el estilo étnico. Los muebles se obvian más sin ahogar el espacio con demasiados, dejando más prioridad al los tejidos, como el estilo marroquí.

De la mezcla de varios estilos de diseño de interiores surgen nuevos estilos, y es por esto que nunca dejarán de surgir nuevas tendencias a lo largo de la historia.