La tendencia del yoga puede llegar a tu hogar dotándolo de elementos decorativos para crear un ambiente relajante y agradable, consiguiendo una idónea conexión entre el ambiente que nos rodea y el cuerpo. Son espacios para desconectar.

Estos diseños suelen ser ordenados y minimalistas, espacios neutrales y con concepto “La alegría de vivir”, con líneas suaves y modernas, siendo asimismo un buen espacio para leer y concentrarse. El ambiente proporciona tranquilidad y elegancia, renunciando a elementos innecesarios, dando paso al llamado “Minimal Yogui”, que busca el minimalismo y el poder de despertar emociones.

Estos ambientes llegan a tener incluso un aire femenino, con aromas de aceites esenciales, incienso, velas aromáticas… Tejidos suaves, como el lino y el algodón. Los materiales son naturales, como la madera, la piedra, la lana, incluso la arena. Los colores empleados son suaves y descargados, como el rosa, azules suaves, blanco y el color arena.

La iluminación, como siempre, es un factor vital para este tipo de lugares donde la temperatura debe ser lo más pura posible. La luz natural es la mejor opción para ambientes de descanso, o donde ésta no pueda llegar, usaremos luz cálida con poca intensidad para aportar un gran confort y relax.

Todo ello invita al descanso y a la relajación, en un ambiente que recuerda a un spa, donde solamente hay sitio para la desconexión.